31 de agosto de 2014

Tarta de cumplenaños vegana: tarta de chocolate con especias rellena de fruta

Para un bizcocho:
♥ 100g de margarina vegetal
♥ 150g de azúcar moreno
♥ 150g de harina de trigo
♥ 1 cda de levadura química en polvo
♥ media cdta de bicarbonato sódico
♥ media cdta de sal
♥ media cdta de canela
♥ media cdta de jengibre en polvo
♥ una pizca de nuez moscada
♥ una pizca de cardamomo
♥ 120 ml de agua
♥ 75g de chocolate negro

Para el relleno:
♥ 1 lata grande de piña
♥ 1 lata de melocotón
♥ 1 cda de azúcar
♥ colorante (opcional)

Para la decoración:
♥ 250g de fondant

  1. Vamos a necesitar al menos dos bizcochos. Los siguientes pasos indican como hacer uno, así que para el segundo necesitamos los mismos ingredientes y tenemos que seguir los mismos pasos.
  2. En un bol con un batidor manual o eléctrico batimos la margarina hasta que se quede cremosa. Añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta que el azúcar se mezcle bien con la margarina y tengan una textura homogénea.
  3. En otro bol tamizamos la harina y mezclamos con la levadura, el bicarbonato, la sal y las especias. Incorporamos la margarina y mezclamos.
  4. Colocamos el chocolate troceado en un recipiente y lo cubrimos con 120 ml de agua. Derretimos el chocolate a baño María hasta que se disuelva por completo. Incorporamos al bol con la masa, removiendo con cuidado para que no se formen grumos.
  5. Precalentamos el horno a 180º. Vertemos la masa en un molde redondo y lo horneamos 20-25 minutos, hacemos la prueba del palillo pinchando el bizcocho, si el palillo sale mojado y con restos de masa, dejamos el bizcocho otros 5-10 minutos en el horno.
  6. Para el segundo bizcocho repetimos pasos 2-5.
  7. Para rellenar la tarta se puede utilizar cualquier relleno. Para preparar el de fruta, trituramos la piña y los melocotones y los ponemos a fuego medio con 1 cda de azúcar 5 minutos.
  8. Para la decoración he utilizado el fondant rosado. Hay que trabajarlo primero con las manos para que se caliente un poco y sea más manejable. Espolvoreamos una superficie seca con un poco de maicena para que el fondant no se pegue y empezamos a estirarlo con un rodillo lo más fino posible y dándole forma circular. Hay que tener en cuenta que el circulo de fondante debe quedar lo suficientemente grande como para cubrir los bordes. Tapamos con mucho cuidado la tarta con el fondant estirado y con un cuchillo afilado recortamos los bordes que sobran. Guardamos los restos para hacer las rosas o cualquier otra decoración.
  9. Para las rosas cogemos bolitas pequeñas de fondant, las aplastamos con los dedos dándole forma de pétalos, primero pequeños y luego aumentando de tamaño. Para el centro de la rosa hacemos un pétalo largo y lo enrollamos. Después le pegamos los pétalos más pequeños y terminamos con los más grandes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips