27 de junio de 2017

Libritos de seitán con salsa de zanahoria y manzana


 300g de seitán
 lonchas de queso vegano (usé Nature&Moi)
 tomates secos

Para la salsa:
 1 zanahoria
 1 manzana 
 1 tallo de apio
 1/2 pimiento rojo 
 2 dientes de ajo
 1 taza de caldo de verduras 
 aceite vegetal
 sal


Para el empanado:
 1/4 taza de copos de avena triturados
 1/4 taza de avellanas trituradas
 1/4 taza de pan rallado
 1/2 taza de harina de garbanzos 
 1/2 cdta de sal kala namak
 pimienta
 agua
  1. Cortamos el seitán en lonchas gruesas de aproximadamente 2 cm de ancho. Hacemos los libritos cortando cada loncha de seitán sin llegar hasta al final y así obtener una loncha abierta como si fuera un libro.
  2. Rellenamos los libritos con el queso vegano y tomates secos.
  3. Preparamos el rebozado. En un bol mezclamos la avena triturada, las avellanas y el pan rallado. En otro bol mezclamos la harina de garbanzos con sal kala namak, pimienta y añadimos poco a poco el agua batiendo con el tenedor continuamente hasta obtener la textura de un huevo batido.
  4. Cerramos los libritos y los pasamos primero por el bol con la mezcla líquida y luego por la mezcla seca.
  5. Cocinamos los libritos a la plancha hasta que se doren un poco por ambos lados y luego 10 minutos al horno para que se derrita bien el queso. 
  6. Mientras tanto preparamos la salsa. Cortamos en trozos pequeños la zanahoria, la manzana, el pimiento, el apio y picamos el ajo. Calentamos un poco de aceite en un cazo y cocinamos toda la verdura hasta que quede blanda removiendo de vez en cuando. Salpimentamos, cubrimos la verdura con el caldo vegetal y lo llevamos a ebullición. Dejamos que la verdura se cocine otros 5 minutos, dejamos enfriar un poco y trituramos hasta que la salsa sea homogénea.
  7. Servimos los libritos de seitán con la salsa y tu guarnición favorita.

25 de junio de 2017

Rollitos de primavera vegetales caseros

Los rollitos de primavera son todo un clásico de la gastronomía china. Actualmente,en la mayoría de los supermercados se pueden encontrar los rollitos vegetales congelados, aunque elaborarlos en casa es muy sencillo. Se preparan rellenando una masa especial con verdura cortada en juliana (principalmente zanahoria, col y cebolla, también se pueden añadir brotes de soja y setas). La masa especial para la preparación de los rollitos de primavera se puede comprar congelada en las tiendas de alimentación asiáticas. Los rollitos pueden congelarse para su cocción posterior.
 1 paquete de masa de rollitos de primavera
 1 zanahoria
 1/2 col blanca
 5-6 cdas de guisantes
 1 cebolla
 1 cm de jengibre fresco rallado
 1 cdta de pasta miso
 1 tallo de apio rallado
 1 cdta de ajo en polvo
 pimienta
 sal


  1. Pelamos y rallamos la zanahoria, cortamos la col y la cebolla en juliana.
  2. En un bol mezclamos toda la verdura cortada, los guisantes, el apio y el jengibre rallados, el ajo en polvo, pimienta y sal al gusto. También podemos incorporar la pasta de miso o untar después un poco en cada lámina de la masa. Mezclamos bien.
  3. Colocamos una lámina de masa de rollitos en una superficie plana. Con una brocha mojamos los bordes superior e inferior con un poco de agua para que la masa pegue bien. Colocamos el relleno en línea en la parte inferior de la lámina, dejando 1-1,5 cm por los bordes para enrollar. Doblamos los lados de la masa sobre el relleno, doblamos la parte inferior y enrollamos.
  4. Preparamos los rollitos al horno a 180ºC durante 20 minutos o freímos en una sartén caliente. Servimos con salsa agridulce, arroz u otra guarnición favorita.

3 de junio de 2017

Tortilla vegana de calabacin, albahaca y queso vegano cheddar Wilmersburguer

 un trozo de queso cheddar Wilmersburger
 4-5 hojas de albahaca
 1 calabacín
 1 cda de pipas
 1 cebolla
 1/3 taza de harina de garbanzos
 aceite de oliva
 agua
 pimienta
 sal

  1. Cortamos el calabacin y la cebolla en juliana o trozos medianos, picamos las hojas de albahaca, cortamos el queso en dados.
  2. Sofreímos el calabacín y la cebolla.
  3. En un bol mezclamos la harina de garbanzos con agua añadiéndola poco a poco y mezclando hasta que tenga la consistencia de un huevo batido.
  4. Mezclamos toda la verdura con la mezcla de harina de garbanzos, removemos bien. Vertemos la mezcla en una sartén caliente. Freímos por una lado hasta que se dore bien y le damos la vuelta con mucho cuidado. Freímos la tortilla por el otro lado.
  5. Calentamos antes de servir para que se derrita el queso.

Magdalenas saladas de batata con chorizo vegano Calabizo

En la feria vegana VeggieWorld, que tuvimos el placer de visitar en Barcelona en abril, conocimos Calabizo, un nuevo producto que nos encantó por su sabor, textura y presentación. Calabizo es un chorizo hecho a base de calabaza de cultivo ecológico y sazonado con varias especias (orégano, pimentón, cebolla, ajo) que le aportan el sabor único. Es un producto vanguardista que, sin embargo, se elabora de forma tradicional, curado y ahumado con madera de roble.
 1 chorizo picante de calabaza Calabizo
 200g de harina de espelta
 1-2 batatas amarillas pequeñas (100-120g)
 3 cdas de azúcar moreno
 1 cdta de levadura en polvo
 2 cdas de aceite vegetal
 300 ml de agua o leche vegetal
 1/2 cdta de sal
  1. En un bol mezclamos todos los ingredientes secos (harina, azúcar, levadura, sal).
  2. En la batidora trituramos la batata pelada con el aceite y la mitad del agua o leche vegetal.
  3. Incorporamos la mezcla de batata en el bol con los ingredientes secos y añadimos poco a poco el resto del agua de la leche mezclando continuamente hasta obtener una masa homogénea.
  4. Cortamos el chorizo Calabizo en 6 partes iguales.
  5. En el molde para las magdalenas colocamos los envoltorios de papel y los llenamos con la masa (2/3 de su volumen más o menos). Colocamos un trocito de Calabizo justo en el centro de cada magdalena. 
  6. Precalentamos el horno a 200º y horneamos las magdalenas 30-40 minutos.
Para más información visita la página web de Calabizo.
Puedes leer aquí el post sobre nuestra visita a la feria VeggieWorld.

29 de mayo de 2017

Hamburguesas de coliflor y verduras


Para las hamburguesas:
 media coliflor 
 2 patatas cocidas
 2 dientes de ajo
 1 zanahoria 
 1 tallo de apio
 1 berenjena 
 3 cdas de avena
 cilantro fresco
 pimienta
 sal

Para servir:
 pan de hamburguesa (sin leche)
 hojas de kale
 zanahoria rallada
 rodajas de tomate
 mayonesa vegana
 salsa de curry Hacendado (opcional)
  1. Cortamos en trozos pequeños las patatas, la zanahoria, el apio, la berenjena pelada, separamos la coliflor en ramilletes pequeños, picamos el ajo.
  2. Calentamos una sartén con un poco de aceite y salteamos toda la verdura hasta que quede blanda.
  3. Colocamos la verdura en la batidora, salpimentamos, añadimos el cilantro, la avena y trituramos hasta obtener una masa pegajosa. No hay que triturar demasiado, mejor dejar la verdura muy picadita.
  4. Cogemos porciones de masa y hacemos las hamburguesas con las manos.
  5. Calentamos una sartén o plancha y hacemos las hamburguesas por ambos lados hasta que se doren.
  6. Montamos las hamburguesas colocando encima del pan de hamburguesa las hojas de kale, la zanahoria, el tomate y la hamburguesa. Untamos la tapa superior del pan con las salsas, tapamos la hamburguesa y servimos.

28 de mayo de 2017

Nuggets de tofu y verduras

 250g de tofu blando
 5-6 cdas de guisatnes
 1 zanahoria
 1 cda de mostaza
 1 cda de tomate concentrado
 1 cdta de mezcla de especias para pollo
 1 cdta de ajo en polvo
 pimienta
 sal

Para empanar:
 1/4 taza de harina de garbanzos
 harina de maíz
 agua

  1. Cortamos el tofu en trozos, picamos la zanahoria en dados pequeños. 
  2. Colocamos en la batidora el tofu, la mostaza, el tomate concentrado y las especias y trituramos hasta que el tofu quede picado muy finito. Añadimos los guisantes y la zanahoria, removemos
  3. En un bol añadimos la harina de garbanzos y la mezclamos poco a poco con el agua hasta hasta obtener una mezcla parecida al huevo batido. En otro bol añadimos un poco de harina de maíz.
  4. Cogemos porciones de masa de tofu y formamos los nuggets apretando bien con las manos para darles forma. Pasamos cada nugget primero por la mezcla de harina de garbanzo y agua y después por la harina de maíz.
  5. Calentamos un poco de aceite en una sartén y freímos los nuggets por todos los lados hasta  que se cocinen bien.

22 de mayo de 2017

Mousse de maracuyá o fruta de la pasión

 1 taza de anacardos crudos
 1 taza de pulpa de maracuyá (fruta de la pasión)
 1 taza de agua
 4 cdas de azúcar morena
 1/ cdta de agar agar en polvo
 100g de chocolate negro + 2 cdas de leche vegetal (para la cobertura)
  1. Ponemos en remojo los anacardos la noche antes de la preparación (8 horas). Escurrimos y lavamos bien los anacardos, reservamos.
  2. En una batidora trituramos la pulpa de maracuyá junto con el agua. Batimos durante un minuto y pasamos la mezcla por el colador para eliminar las semillas.
  3. Vertemos la mezcla en un cazo, añadimos el azúcar y el agar agar. Calentamos a fuego medio removiendo continuamente. Cuando rompa a hervir, bajamos el fuego, cocinamos medio minuto más.
  4. Vertemos la mezcla en la batidora, añadimos los anacardos y trituramos hasta obtener una crema suave y uniforme.
  5. Servimos el mousse en boles o tazones, lo guardamos en la nevera y refrigeramos 4 horas antes de comer.
  6. Opcionalmente, derretimos un poco de chocolate mezclado con 2 cucharadas de leche vegetal a baño maría y lo vertemos encima antes de servir. ¡Delicioso!

Saquito de pepino relleno de queso de pipas de girasol

 1 pepino

Para el queso:
 200g de pipas de girasol
 1 cda de aceite vegetal
 2 cdas de levadura de cerveza
 jugo de medio limón
 1/2 cdta de cúrcuma
 2 cdas de agua
 pimienta
 sal
  1. En la batidora trituramos todos los ingredientes para el queso hasta obtener una mezcla homogénea.
  2. Cortamos el pepino en láminas finas con un cortador de patatas. 
  3. En un plato llano colocamos las láminas de pepino uniéndolas en el centro y formando una estrella. En el centro colocamos el queso y lo envolvemos con las tiras de pepino.

21 de mayo de 2017

Sándwich Bombay de patata con chutney de cilantro

El sándwich Bombay, también conocido como sándwich Mumbai, es un plato típico de la gastronimía "callejera" de la India. Los ingredientes principales son la salsa verde o chutney de cilantro y las patatas cocidas. Además, se suele servir con queso, pepino, tomate, cebolla y otras verduras. Para este sándwich se utiliza la mezcla de especias llamada chaat masala que se prepara a base de polvo de mango, se puede adquirir en las tiendas especializada en los productos hindúes y orientales. Si no tiene chaat masala se puede sustituir por la mezcla garam masala más fácil de encontrar.

 4 rebanadas de pan de sándwich
 2 patatas cocidas
 1 pepino
 1 tomate
 hojas de lechuga (opcional)
 margarina vegetal
 queso vegano en lonchas (aqui Natur&Moi)
 1 pizca de chaat masala o garam masala

Para el chutney de cilantro:
 1 manojo de cilantro
 1/4 taza de zumo de limón
 1/4 taza de agua
 1/4 taza de coco rallado (opcional)
 1,5-2 cm de jengibre fresco rallado
 1/4 cdta de comino molido
 unas hojas de menta (opcional)
 1 cdta de sirope de agave
 1 cdta de sal
  1. Pelamos y cortamos las patatas en rodajas, también cortamos el pepino y el tomate en rodajas.
  2. Para preparar el chutney trituramos en la batidora el cilantro (mejor cortar los tallos para obtener una textura más suave) con el agua y el zumo de limón hasta que quede bien picado. Añadimos el resto de los ingredientes y trituramos un poco más hasta que se forme una pasta.
  3. Untamos las rebanadas de pan con la margarina vegetal y con el chutney de cilantro. Montamos el sándwich colocando encima las rodajas de pepino, patatas y tomate y unas lonchas de queso, espolvoreamos con chaat masala o garam masala. Tapamos el sándwich con otra rodaja de pan untado con margarina y chutney de cilantro. Se puede hacer un sándwich de dos pisos colocando una rebanada de pan en medio. 
  4. Pasamos el sándwich por la plancha o sandwichera y lo servimos con más chutney al gusto.

13 de mayo de 2017

10 productos veganos que deberías probar

1. Helados de Tropik Fruit

Descubrimos estos riquísimos polos hace poco y con el calor que hace últimamente nunca faltan en el congelador. Están hechos con pulpa de fruta natural, sin colorantes ni saborizantes. Los de la foto son los nuestros favoritos: de coco y de piña colada, pero también los hay de otros sabores y están buenísimos: de mora, de maracuyá, de mango, de guanabana y de fresa. Tienen muy pocas calorias y prácticamente zero grasa, salvo el polo de coco que contiene grasa de coco y es un poco más calórico.

2. Quesos cremosos Frischcreme de Wilmersburger.

Excelente sustituto a los quesos de untar, con una textura idéntica a la de los quesos de untar lácteos ideal para los sándwiches y bocadillos y también para dipear. Es un producto ecológico a base de habas de soja y tofu. Los sabores a elegir son de tomate y a las finas hierbas, ambos deliciosos y muy bien conseguidos, sobre todo el queso con hierbas (en la foto).

3. Nachos Sol Natural sabor Paprika

Los nachos de Sol Natural son una alternativa ecológica a los nachos convencionales. Perfectos para dipear y preparar los platos de nachos. Es un producto sin gluten elaborado a base de harina de maíz con un rico e intenso sabor a paprika. Son muy crujientes y altamente adictivos :) La única desventaja es que se fríen en el aceite de girasol y tienen un alto contenido en grasas.


4. Crema de untar Cremisso de aguacate de Tartex

Tartex es una marca de patés y cremas de untar vegetales. Esta, esta en particular, es de aguacate, 100% vegetal y ecológica, sin gluten y sin aceite de palma. Tiene una textura suave y cremosa, el sabor es un distinto al típico guacamole, porque además contiene pipas de girasol y especias. Es ideal para los sándwiches, bocadillos, tortitas y para dipear con nachos o crudités. También las hay de otros sabores riquísimos: de berenjena, de calabacín y curry y de piña y curry. Disponible en herbolarios.

5. Embutidos veganos Mopur

Mopur es una marca italiana de embutidos veganos. Son unos de los pocos embutidos que tienen una textura increíblemente idéntica a los embutidos cárnicos. Los ingredientes que se usan en su elaboración son 100% naturales y ecológicos, sin aditivos químicos. Cuentan con dos líneas de productos: de altramuces (Il Legume d'oro) y de gluten de trigo y harina de garbanzos (Harmonie Vegan).
Mopur es un concepto de elaboración de productos de trigo que se basa en la fermentación natural que permite disminuir el contenido de gluten en el producto final en más de 40%. Este proceso le proporciona a los embutidos la textura muy parecida a  un filete. Es un producto alto en proteína y bajo en grasa y azúcares a diferencia de otros muchos embutidos, siendo así la mejor alternativa vegetal.
Hemos probado varios embutidos y todos increíbles de sabor y textura. Todos vienen cortados en lonchas muy finitas a estilo carpacho. Aparte de los embutidos la empresa ofrece otro productos: salchichas, filetes, hamburguesas de mopur y platos precocinados de pasta, medallones y mayonesa de altramuces.


6. Smoothies VerdiFresh de Mercadona

No hace mucho los supermercados Mercadona disponen de una variada gama de smoothies frescos de fruta y verdura. En total hay 8 variedades, cada uno con un nombre curioso y con diferentes propiedades dependiendo de sus ingredientes.

Radiante Menorca: piña, coco, lechuga, mango y semillas de cáñamo
Refrescante Tarifa: kiwi, maíz, plátano y lechuga con té matcha
Potente Mascletá: naranja, piña y calabaza con guaraná
Belleza Flamenca: frambuesa, fresa, grosella y remolacha con sirope de agave
Detox Verbena: pera, melón, kale, apio con té matcha
Apasionante Chupinazo: remolacha, piña, manzana y limón con jengibre
Revitalizante Camino: piña, melón, espárragos, boniato con semillas de cáñamo
Deslumbrante Triana: piña, melón, tomate y pimiento rojo

Es un producto que faltaba en el mercado: rico, económico, práctico y fresco. Aunque somos partidarios de smoothies y zumos caseros, no pudimos resistirnos. Las combinaciones de fruta y verdura son muy buenas, el único contra es que el envase es muy pequeño :) A algunos les puede asustar un poco las verduras, como lechuga, maíz, espárragos, remolacha, etc., pero los sabores están muy bien conseguidos y la verdura prácticamente no se nota.
Vienen en envases de 250 ml y cuestan 1,35€, precio bastante asequible para este tipo de producto.

7.  Mayonesa vegana Mayona Ajo de Granovita

Mayona Ajo es una alternativa vegana a la mayonesa que no contiene gluten, huevo y lácteos, sin colorantes, conservantes y sin azúcar. Viene con un sabor añadido de ajo y es perfecto para los veganos que echan de menos el ali oli. Está elaborada a base de aceite de girasol con aceite de lino añadido. Se sirve como una mayonesa normal: con papas fritas, en bocadillos, sándwiches, etc., hasta hemos preparado una ensaladilla rusa y estaba buenísima. Es importante no abusar por su alto contenido en grasas.

8. Salsa Boloñesa de soja de 4e4orto - Polli

La marca 4e4orto - Polli ofrece salsas italianas monodosis en su versión vegana con certificado Bio y Vegan Ok. Ésta que probamos es la boloñesa elaborada con soja texturizada, pero también hay pesto genovés y pesto rosso hechas con tofu. El envase es de 120g que da para una persona con poca hambre, aunque el sabor y la textura son muy buenos. La preparación es sencillícima - solamente hay que calentar la salsa y servir. 


9. Trenzas con espirulina Vegetalia

Es un producto ecológico para los que quieren probar un plato de pasta diferente. La pasta está hecha de sémola integral de trigo duro ecológico, enriquecida con el alga espirulina que le aporta propiedades adicionales. La hemos preparado con varias salsas, al pesto queda bastante rica, aunque la textura es un poco peculiar.

10.  Veggie Red Tuna de Vantastic Foods

Veggie Red Tuna es una de las mejores imitaciones de pescado, en concreto, de atún en salsa roja. Es elaborado a base de proteína de soja y proteína de trigo no modificado genéticamente junto con las algas que le proporcionan el sabor característico de pescado. El sabor es espectacular, se puede utilizar para preparar bocadillos, pizzas, ensaladas, platos de pasta, rellenos, etc.


La primera parte aquí.
La segunda parte aquí.
La tercera parte aquí.
La cuarta parte aquí.
Compra vegana en los supermercados Iceland aquí.

12 de mayo de 2017

Tofu Kung Pao

Kung Pao es un plato típico de la gastronomía china, de la provincia Sichuan, que se prepara con pollo como su ingrediente principal, verdura y cacahuetes o anacardos. Para veganizar esta receta utilizamos tofu en vez de pollo. La receta original lleva guindillas o chilis, se pueden incorporar opcionalmente a esta receta si te gusta el picante.
 1  bloque (250g) de tofu
 5-6 champiñones 
 1/2 calabacín 
 2-3 cdas de cacahuetes
 1 tallo de apio
 1 cebolla
 1 zanahoria 
 2 dientes de ajo
 1 + 1 cdas de aceite de sésamo
 1 + 1 cdas de salsa de soja
 2 + 2 cdas de harina de maíz
 1 + 2 cdas de vinagre de arroz
 1 cda de salsa hoisin o barbacoa
 1 cda de azúcar moreno
 1 cda de aceite vegetal
 1 cm de jengibre fresco rallado
 cebolleta verde
  1. En un bol mezclamos la salsa de soja, el aceite de sésamo y el vinagre de arroz, añadimos la harina de maíz, removemos bien hasta que no queden grumos.
  2. Cortamos el tofu en dados medianos, los incorporamos en el bol con el marinado, removemos para que se impregnen bien todos los trozos y los dejamos reposar media hora.
  3. En otro bol mezclamos 2 cucharadas de vinagre de arroz, 1 cucharada de salsa de soja, 1 cda de salsa hoisin o barbacoa, 1 cda de aceite de sésamo y 1 cda de azúcar, añadimos 2 cucharadas de harina de maíz y batimos hasta incorporar bien los ingredientes. Reservamos.
  4. Cortamos en dados el calabacín, laminamos los champiñones y la zanahoria, picamos la cebolla, los ajos y el apio.
  5. Calentamos una sartén o wok con 1 cucharada de aceite vegetal. Sofreímos la verdura y el jengibre 4-5 minutos a fuego alto removiendo con frecuencia. Añadimos el tofu y segumos cocinando otros 4-5 minutos. A continuación, incorporamos la salsa que habíamos preparado y los cacahuetes, removemos y cocinamos 2 minutos más.
  6. Servimos el tofu en seguida decorado con unas cebolletas verdes picadas o semillas de sésamo. Podemos acompañarlo de arroz o verdura.

11 de mayo de 2017

Comer vegano día a día y tu dieta vegana semanal


Llevar una alimentación vegana sana día a día puede parecer a primera vista una tarea complicada. Sin embargo, debido al rápido incremento del número de veganos y vegetarianos, y, por tanto, de recursos disponibles a mano, cada vez resulta más y más fácil planificar la dieta vegana - basta con un poco de organización y planificación y podrás disfrutar de unas comidas veganas ricos, saludables y sin carencias de ningún nutriente.

El desayuno es la comida más importante del día y no debemos saltarla de ninguna forma. El desayuno nos da energía para afrontar las tareas de la vida cotidiana, por tanto, debe tener una proporción alta de carbohidratos en combinación con proteínas vegetales y grasas saludables. Hay muchas opciones de desayunos veganos completos, por ejemplo, tostadas con mantequillas de frutos secos y mermelada, muesli o avena con fruta y semillas o frutos secos y leche vegetal fortificada, tostadas con hummus o aguacate, revuelto de tofu y verduras, etc.

Para picar a medía mañana, al igual que para merendar, podemos tomar algo sencillo, como, por ejemplo, una o dos piezas de fruta, un batido verde, crackers o galletas integrales con paté vegetal casero o hummus, media taza de muesli o cereales de desayuno sin azúcares o una ración de frutos secos. 

Para preparar un almuerzo y cena veganos completos y equilibrados vamos a basarnos en el principio de división del plato en varios segmentos. Tenemos que tener en cuenta que debemos consumir la cantidad adecuada de hidratos de carbono, proteínas, grasas y nutrientes, por tanto hemos de seguir las siguientes pautas:
  • Llenamos la mitad de tu plato con vegetales sin almidón: vegetales de hoja verde (espinacas, kale, acelgas, berros, berza, col china o bok choy), brócoli, coliflor, espárragos, zanahoria, judías verdes, espárragos, calabacín, berenjenas, setas y champiñones, tomate, cebolla, ajo, apio, puerro, alcachofa, guisantes, col, pepino, calabaza, pimiento, lechuga, rúcula, escarola, endivias, etc.
  • Llenamos ¼ de tu plato con granos (mejor integrales): arroz, quinoa, bulgur, avena, trigo sarraceno, cebada, farro, centeno, mijo, espelta, sorgo, etc. o sus derivados (pan de harinas integrales, cereales de desayuno sin azúcares, tortillas, pasta, seitán) o vegetales con almidón (patata, batata, yuca, nabo, remolacha).
  • Llenamos ¼ de tu plato con proteínas de origen vegetal: legumbres (judías o alubias blancas, pintas, negras, rojas, adzuki, lentejas, garbaznos, edamame), tofu, tempeh y en alguna ocasión, muy raramente, alternativas vegetales a la carne procesadas o hamburguesas.
  • Añade una porción de fruta, una pequeña ensalada fresca y una porción (no más de 30g) de frutos secos
  • Además debemos añadir hasta 2 raciones de grasas saludables al día en forma de aceites no refinados, aguacate o aceitunas.
En las siguientes imágenes presentamos algunos ejemplos de comidas siguen las dichas pautas:
Sopa miso con tallarines, tofu y verduras y setas. Ver receta
"Pescado" de tofu con patatas cocidas y ensalada. Ver receta
Salteado thai de fideos con verduras y tempeh glaseado. Ver receta
Hamburguesa de soja con patatas caseras al horno y ensalada de verdura variada.
Si necesitas un consejo profesional a la hora de planificar tu menú no dudes en descargar dieta vegana semanal realizada por nutricionista especializada o en contactar a un profesional cualificado que te dará más consejos sobre la nutrición vegana.
Blogging tips