16 de noviembre de 2018

Tarta vegana de chocolate y caramelo salado

La combinación de chocolate y caramelo salado es deliciosa y una vez la pruebas se convertirá en una de tus favoritas. Esta tarta es muy sencilla y consiste en una base crujiente de avena, una capa de toffee o caramelo salado vegano cuya receta puedes encontrar aquí y una cobertura de chocolate negro. La preparación de la tarta es bastante fácil, aunque debes elaborar el caramelo salado con antelación.
Para la base:
 1 taza de copos de avena
 1/2 taza de azúcar
 1/2 taza de harina de trigo
 1/4 taza de aceite vegetal

Para el relleno:
 1/2 taza de caramelo salado vegano (ver receta)
 100 g de chocolate negro
 100 ml de leche de coco de lata
  1. Trituramos los copos de avena en la batidora hasta convertirlos en harina. Colocamos la avena en un un bol y la mezclamos con el azúcar y la harina. Incorporamos el aceite y amasamos con las manos hasta obtener una masa densa y manejable.
  2. Recubrimos un molde redondo con papel vegetal y vertemos la masa dentro. Nivelamos la masa con los dedos o una cuchara y subiéndola a los bordes del molde unos 2 cm.
  3. Precalentamos el horno a 180ºC y horneamos la base durante 15 minutos. La dejamos enfriar.
  4. Preparamos el caramelo salado con antelación siguiendo los pasos de la receta. Vertemos el caramelo dentro de la masa.
  5. Derretimos el chocolate junto con la leche de coco en un cazo y lo vertemos encima del caramelo. 
  6. Dejamos enfriar la tarta en la nevera hasta que endurezca el chocolate. Cortamos la tarta en raciones y servimos.

15 de noviembre de 2018

Toffee o caramelo salado vegano

La salsa de caramelo salado o salsa de tofee es un dulce tradicional de la cocina americana que se utiliza en la preparación de tartas, bombones, galletas, etc. Para su elaboración se utiliza el azúcar, la nata y la mantequilla, pero nosotros hemos veganizado esta receta sustituyendo todos los lácteos por los ingredientes aptos para veganos: leche de coco, margarina vegetal y el aceite de coco. Como el resultado hemos obtenido una salsa de caramelo salado vegana y riquísima, perfecta para rellenar tartaletas o utilizarla para preparar dulces y tartas. Nosotros hemos preparado una tarta de caramelo salado con chocolate, ¡no te pierdas la receta!
 200 g de azúcar blanco
 2 cdas de margarina vegetal (hemos utilizado de maíz)
 2 cdas de aceite de coco en frío
 300 ml de leche de coco de lata
 1/2 cdta de sal
 2 cdas de agua
  1. Calentamos un cazo con el azúcar y el agua a fuego medio, removemos bien y dejamos cocinar para que vaya derritiéndose y formando el caramelo.
  2. Cuando el azúcar derretido llegue a ebullición añadimos la margarina y esperamos que se derrita y se integre moviendo el cazo de un lado a otro sin utilizar la cuchara. 
  3. Agregamos el aceite de coco sin derretir y comenzamos a remover poco a poco el caramelo con las varillas manuales hasta que se derrita el aceite de coco. Añadimos la leche de coco y la sal removiendo sin parar.
  4. Cuando todos los ingredientes queden integrados cocinamos el toffee a fuego bajo durante unos 40 minutos, removiendo de vez en cuando hasta que la mezcla espese bien y comience a ponerse dorada. Apagamos el fuego, enfriamos un poco el caramelo para no quemarnos y lo vertemos en un tarro de cristal. Guardamos el toffee en la nevera para que se enfríe, una vez frío se va a espesar aún más y va a estar listo para tus postres o para comerlo a cucharadas.

9 de noviembre de 2018

Pastel salado de calabaza

La calabaza es una hortaliza que nos encanta ya que se puede utilizar para preparar cualquier tipo de platos, desde platos salados, como sopas, cremas, entrantes, guisos, etc., hasta postres. Esta vez hemos preparado un plato muy sencillo y riquísimo, se trata de un pastel salado de calabaza que puedes servir como un entrante con cualquier salsa por ejemplo, de mostaza, mayonesa vegana, barbacoa, o como parte de un plato principal acompañado de una guarnición de verduras, arroz o pasta.
 2 tazas de calabaza
 1 cebolla
 1 apio
 2 tomates secos
 1/2 taza de harina de garbanzos
 3 cdas de agua
 2 cdas de levadura de cerveza
 2 cdas de aceite
 pimienta
 sal
  1. Cortamos la calabaza en trozos y la cocinamos en agua hirviendo hasta que se ablande durante unos 8-10 minutos. Escurrimos bien la calabaza y la aplastamos con un pisapurés o un tenedor.
  2. Cortamos la cebolla en juliana, los toamtes secos en tiras y el apio en rodajas pequeñas. Calentamos una olla con el aceite y preparamos un sofrito con la verdura. Incorporamos el puré de calabaza y cocinamos 1-2 minutos removiendo de vez en cuando.
  3. En un bol aparte mezclamos la harina de garbanzos con poca cantidad de agua, añadiéndola poco a poco y mezclando hasta obtener una pasta espesa y homogénea, con textura de un huevo batido. Añadimos esta mezcla a la olla junto con la levadura de cerveza, sal y pimienta al gusto. Mezclamos para que se integren todos los ingredientes.
  4. Precalentamos el horno a 180ºC y forramos un molde rectangular con papel de horno. Vertemos la masa dentro del molde y lo horneamos durante 20-30 minutos hasta que se dore.
  5. Desmoladmos el pastel, lo cortamos en trozos y servimos.

1 de noviembre de 2018

Galletas veganas de garbanzos con chocolate

Si estás buscando una receta de un postre saludable, estas galletas de garbanzos con chocolate te van a encantar. No llevan harinas, gluten, ni azúcares añadidos (salvo los de chocolate). Para preparar la masa hemos utilizado garbanzos cocidos y la crema de cacahuetes y para endulzar los dátiles. Hemos añadido pepitas de chocolate negro, pero es un ingrediente opcional, o puedes sustituirlas por los nibs de cacao o chocolate negro puro sin azúcar. Las galletas quedan suaves y tiernas, ademas son muy saciantes y poseen una gran cantidad de proteínas, por tanto, se convierten en un perfecto snack post entrenamiento.
 1 tarro de garbanzos cocidos (500g)
 1/2 taza de crema de cacahuetes
 5 dátiles
 80g de chocolate negro
 1 cdta de esencia de vainilla
 una pizca de sal
  1. Remojamos los dátiles 15 en agua tibia minutos antes de la preparación, los escurrimos y cortamos en trozos.
  2. Lavamos y escurrimos los garbanzos, los introducimos en la batidora. Añadimos la crema de cacahuetes, los dátiles, la sal y la vainilla. Trituramos hasta que se forme una masa pastosa homogénea y compacta.
  3. Ponemos la masa de galletas en un bol y añadimos chocolate troceado o pepitas de chocolate negro, mezclamos bien.
  4. Cogemos porciones iguales de masa con las manos, formamos bolitas y las aplastamos dándole forma de galleta.
  5. Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos una bandeja de horno cubierta de papel vegetal. Colocamos las galletas en la bandeja y las horneamos durante 25-30 minutos. 
  6. Dejamos enfriar las galletas antes de servir, ya que mientras estén calientes, se quedan blandas, mientras se vayan enfriando van a endurecer.

31 de octubre de 2018

Quiche de tofu y espinacas con base de batata (sin harina)

Esta quiche o tarta salada con relleno de tofu, espinacas y verduras está preparada sin harina, es decir, para su base hemos sustituido la masa tradicional por batata, por tanto es un plato saludable, sencillo, lleno de sabor y color y sin margarina, ni gluten.
 2 batatas naranjas grandes
 1 chorro de aceite
 1 cdta de pimentón dulce
 1 cebolla
 1 pimiento rojo
 3 cdas de maíz dulce
 1 zanahoria
 150g de tofu
 1 taza de espinacas congeladas
 3 cdas de crema agria vegana (ver receta aquí) o queso crema
 8 tomates cherry
 1 cdta de cúrcuma
 1 cdta de sal
 1 pizca de pimienta
  1. Pelamos las batatas y las cortamos en láminas finas con un pelador de verdura o en un robot de cocina. Colocamos las láminas en una bandeja de horno, las rociamos con un poco de aceite y espolvoreamos el pimentón por encima. Precalentamos el horno a 180ºC y horneamos la batata unos 10 minutos hasta que se ablande.
  2. Para esta quiche vamos a necesitar un molde de bizcocho con bordes removibles. Quitamos los bordes y colocamos una hoja de papel vegetal sobre la base, volvemos a colocar los bordes sin quitar el papel de horno. Colocamos las láminas de batatas formando una base apretando con las manos para que se peguen entre sí. Sube un poco, unos 2 centímetros, las láminas a los bordes del molde formando una tartaleta para rellenarla a continuación.
  3. Cortamos toda la verdura en dados pequeños, incluyendo los recortes de las batatas y desmigajamos el tofu, cortamos los tomates cherry por la mitad.
  4. Cocinamos las espinacas al microondas durante varios minutos o en agua hirviendo para que se ablanden un poco, las escurrimos en un colador para quitar el líquido.
  5. Calentamos un poco de aceite en una sartén y hacemos un sofrito con toda la verdura. Añadimos las espinacas y cocinamos un minuto más. Incorporamos el tofu desmigajado, cocinamos varios minutos más y agregamos la crema agria vegana (ver receta aquí) o queso crema vegano. Removemos todo bien para que todos los ingredientes queden integrados y rellenamos el molde de batata con el relleno.
  6. Decoramos la quiche con los tomates cherry y la horneamos durante 15-20 minutos. La dejamos enfriar, la cortamos en raciones y servimos.

30 de octubre de 2018

Crema agria vegana

La crema agria es un producto lácteo preparado a base de leche fermentada que posee una textura muy suave y un toque ácido. La versión vegana de la crema agria es muy rica y sencilla, la hemos elaborado a base de tofu y puedes utilizarla como sustituto en muchos platos veganos, para dipear o untar o como un aderezo.
 150g de tofu
 zumo de medio limón
 2 cdas de sirope de agave
 1 cdta de sal
 1 cda de mostaza
 1/2 taza de aceite
  1. Cortamos el tofu en pedazos y lo colocamos en la batidora. Añadimos el aceite, la mostaza, el sirope de agave, el zumo de limón y la sal.
  2. Batimos todos los ingredientes hasta que quede una crema suave y homogénea.

26 de octubre de 2018

Burritos caribeños de judías negras y fruta de jack con mango

Este plato está inspirado en la gastronomía caribeña, en particular, en un plato de carne mechada muy típico de Jamaica y algunos países del Caribe llamado jerk. Jerk es una técnica de cocción que consiste en marinar la carne mechada en una mezcla de especias que también también se puede hacer con verduras o tofu. En esta receta vamos a combinar los sabores y aromas que se utilizan en la gastronomía caribeña: las especias para el marinado, las judías negras dulces preparadas con zumo de naranja, la salsa de cacahuete, mango, etc.
Para sustituir la carne mechada hemos utilizado la fruta de jack o jackfruit, una fruta originaria de Indonesia que se utiliza para sustituir la carne en recetas veganas y vegetarianas debido a su textura casi idéntica. El fruto que debemos utilizar es el verde sin madurar que podemos encontrar enlatado o congelado en los comercios de comida asiática.
Para la carne jerk vegetal de fruta de jack:
 1 lata de fruta de jack jóven
 1 cda de aceite
 1 cdta de ajo en polvo
 1 cdta de cebolla en polvo
 1 cdta de tomillo
 1 cdta de pimentón dulce
 1 pizca de pimienta cayena
 1 pizca de pimienta negra
 2 cdas de zumo de limón
 1/2 cdta de canela
 1/2 cdta de nuez moscada
 1/2 cda de azúcar moreno
 1 1/2 tazas de agua

Para los frijoles a la caribeña:
 1 taza de judías negras cocidas
 2 dientes de ajo
 1 cebolla
 1 cda de aceite
 2 cdas de zumo de limón
 1/2 cda de azúcar moreno
 1/4 taza de zumo de naranja
 1 cdta de tomillo
 1/2 cdta de jengibre fresco rallado

Para servir los burritos:
 1/2 taza de salsa de cacahuetes (ver receta)
 1 mango
 1 taza de canónigos
 4 tortillas de trigo
 1/2 pepino
 1/2 manojo de cilantro

  1. Lavamos y escurrimos la fruta de jack para quitar el sabor de la salmuera que viene en la lata. Quitamos el exceso del líquido con papel de cocina.
  2. Cortamos la fruta de jack en tiras finas para que parezca una especie de carne mechada.
  3. En un bol mezclamos todas las especias para el jerk jamaicano: el ajo y la cebolla en polvo, el pimentón, el tomillo, la pimienta negra y cayena, la canela y la nuez moscada.
  4. Calentamos una sartén con un poco de aceite y añadimos la fruta de jack y las especias, removemos y cocinamos 2-3 minutos hasta que se suelte el aroma de las especias. Añadimos el zumo de limón, el azúcar y el agua y seguimos cocinando el relleno durante otros 20-25 minutos removiendo de vez en cuando. Cuando se evapore el agua y la fruta de jack esté lista la reservamos. 
  5. Para preparar las judías negras calentamos una olla con aceite y pochamos la cebolla y el ajo cortados finito previamente. Cuando la cebolla empiece a ponerse transparente incorporamos las judías negras cocidas, el zumo de limón y de naranja, el jengibre y el tomillo. Cocinamos alrededor de 10 minutos removiendo ocasionalmente.
  6. Para preparar la salsa de cacahuetes sigue este enlace para ver la receta.
  7. Montamos los burritos: untamos las tortillas con la salsa de cacahuetes y colocamos encima los canónigos, el pepino cortado en medias rodajas y el mango cortado en dados. Colocamos encima varias cucharadas de frijoles y de relleno de fruta de jack y cerramos las tortitas. Servimos los burritos con cilantro fresco picado por encima.
Ésta es la fruta de jack que hemos utilizado en esta receta.

25 de octubre de 2018

Salsa de cacahuetes

Esta salsa de cacahuetes es muy sencilla de preparar y perfecta para acompañar platos de la cocina asiática, platos con tofu, tempeh, verduras y también para macerar o marinar, dipear o untar. Tiene un toque picante y salado que puedes regular según tus gustos.
 1/2 taza de crema de cacahuetes
 1/2 cebolla
 1 cdta de ajo en polvo
 1 hoja de laurel
 1 cda de salsa inglesa Worscestershire 
(ten cuidado que no tenga anchoas)
 1 chorro de zumo de limón
 1/2 cdta de chile en polvo
 1 cda de aceite
  1. Cortamos la cebolla en dados y la sofreímos en aceite caliente junto con la hoja de laurel hasta que empiece a ponerse transparente.
  2. Incorporamos la crema de cacahuetes y removemos hasta que se integre bien. Añadimos la salsa inglesa, el ajo en polvo, el chile en polvo y el zumo de limón, mezclamos y cocinamos 2-3 minutos. Retiramos la hoja de laurel y sirve la salsa.

29 de septiembre de 2018

Tarta Pancho vegana con crema pastelera y piña

La tarta Pancho, muy conocida en Rusia, ha sido creada en el año 2002 cuando una fábrica de Moscú estaba buscando una receta de tarta nueva y diferente. Uno de los ingredientes principales de esta tarta es un lácteo muy consumido en Rusia y otros países eslavos llamado smetana o crema agria, aunque en algunas recetas, sobre todo veganas, también utilizan una especie de crema pastelera.

La tarta Pancho se compone de dos partes: la base de bizcocho de vainilla y una "montana" hecha de bizcocho de chocolate encima con cerezas y piña y crema pastelera. La tarta se recubre con más crema pastelera y se cubre con un sirope de chocolate. Al ser nuestra versión vegana de la tarta la hemos recubierto con chocolate por completo. La versión original de la tarta Pancho se parece a un volcán blanco con chorros de chocolate y debido a su aspecto poco apetecible la tarta no tuvo éxito al principio y no fue deseada por ninguna pastelería para incluirla en sus cartas. Sin embargo su sabor poco a poco conquistó muchos paladares y ahora se puede comprar en cualquier pastelería.

Para el bizcocho de vainilla:
 1 1/2 tazas de harina de trigo
 1 taza de azúcar
 1 cdta de bicarbonato sódico
 1 pizca de sal
 5 cdas de aceite vegetal
 1 cdta de vinagre de manzana
 1 cdta de vainilla
 1 taza de agua

Para el bizcocho de chocolate:
 1 1/2 tazas de harina de trigo
 3 cdas de cacao puro tamizado
 1 taza de azúcar
 1 cdta de bicarbonato sódico
 1 pizca de sal
 5 cdas de aceite vegetal
 1 cdta de vinagre de manzana
 1 cdta de vainilla
 1 taza de agua

Para la crema pastelera:
 700 ml de leche de arroz
 7 cdas de fécula de míz
 6 cdas de azúcar
 1 cda de vainilla

Para el relleno:
 1 lata de piña
 1/4 taza de cerezas

Para el sirope de chocolate:
 60 g de chocolate negro
 1/4 taza de almibar de piña

  1. Para preparar el bizcocho de vainilla mezclamos en un bol la harina, el azúcar, la sal y el bicarbonato. Hacemos tres huecos en la harina y vertemos en ellos la vainilla, el vinagre y el aceite. Encima vertemos el agua y mezclamos con las varillas manuales hasta que quede una masa homogénea. Precalentamos el horno a 180ºC, vertemos la masa en un molde engrasado y horneamos el bizcocho durante 30-40 minutos. Comprobamos pinchando con un palillo si el bizcocho está hecho.
  2. La preparación del bizcocho de chocolate es idéntica, salvo que tenemos que añadir el cacao tamizado junto con los ingredientes secos.
  3. Preparamos la crema. Mezclamos la fécula de maíz y el azúcar en un cazo, añadimos la leche de arroz y la vainilla. Removemos bien con las varillas hasta que se diluya la fécula de maíz y ponemos el cazo a fuego medio. Calentamos la leche removiendo continuamente con varillas durante 10-12 minutos hasta que se forme una crema espesa, suave y sin grumos. Dejamos enfriar la crema.
  4. Cortamos el bizcocho de chocolate en tiras de diferente tamaño de 1-2 cm de ancho. Cortamos cada tira por la mitad a lo largo y después todos las tiras en dados.
  5. Colocamos los dados de bizcocho de chocolate en un bol y vertemos dentro la mitad de la crema. Removemos bien para que todos los trozos se impregnen con la crema y dejamos reposar en la nevera durante 20-30 minutos.
  6. Cortamos 3-4 rodajas de piña en trozos, quitamos los huesos de las cerezas y las cortamos por la mitad.
  7. Colocamos el bizcocho de vainilla sobre un plato y lo untamos con varias cucharadas de crema. Encima colocamos una capa de bizcocho de chocolate con crema y luego otra capa de cerezas y piña. Repetimos las capas de bizcocho de chocolate y fruta hasta que se acaben los ingredientes. Vamos dando una forma redondeada a la tarta fijando bien los trozos y rellenando los huecos entre los trozos de bizcocho con la fruta.
  8. Cubrimos la tarta con el resto de la crema y la dejamos enfriar en la nevera durante varias horas.
  9. En un cuenco colocamos el chocolate troceado y vertemos el almibar de piña dentro. Derretimos el chocolate al microondas sacándolo de vez en cuando y removiendo para que no se queme. Dejamos enfriar el sirope de chocolate para que endurezca un poco y después untaos la tarta por fuera.
  10. Cortamos la tarta en raciones y servimos.

28 de septiembre de 2018

Gofre vegano salado con champiñones y embutido vegano

El desayuno es la comida más importante del día, por tanto, debe ser rico, saciante y contundente. Nos gusta mucho desayunar gofres caseros con fruta, mermelada, frutos secos, etc., pero esta vez hemos preparado un gofre salado para desayunar. Hemos añadido condimentos a la masa y los hemos servido con lechuga, tomate, champiñones salteados y embutido vegano tipo jamón York de la marca la Taula Verda. Como aderezo hemos utilizado la salsa agridulce de cereza que había sobrado del día anterior, que ha aportado un toque fresco y frutal a nuestro desayuno. ¡Perfecto para comenzar el día!
Para los gofres:
 1 taza de harina de trigo
 1 cdta de levadura en polvo
 1 pizca de sal
 1 cda de azúcar integral
 1/2 cdta de ajo en polvo
 1/2 cdta de cebolla en polvo
 1 taza de agua
 3 cdas de aceite de girasol

Para la salsa agridulce de cerezas:
 1/4 taza de cerezas
 1 cda de azúcar moreno
 1/8 taza de agua
 un chorro de vinagre de manzana

Para servir:
 lonchas de embutido vegano (jamón york de la Taula Verda)
 3-4 champiñones
 rodajas de tomate
 hojas de lechuga
  1. Para preparar la masa para los gofres mezclamos todos los ingredientes secos en un bol: la harina, la sal, la levadura, el ajo y la cebolla en polvo y el azúcar. Incorporamos el aceite y el agua y mezclamos bien con el batidor manual de varillas. Engrasamos y calentamos la gofrera y vertemos porciones de masa dentro. Cocinamos los gofres hasta que se tuesten y se doren un poco. La cantidad de masa resultante rinde para unos 3 gofres.
  2. Por otro lado cocinamos la salsa agridulce de cerezas. Combinamos en un cazo las cerezas, el azúcar, el vinagre y el agua. Llevamos el contenido del cazo a ebullición y cocinamos 8-10 minutos removiendo de vez en cuando. A continuación trituramos la salsa con una miniprimer hasta obtener una textura homogénea.
  3. Para servir los gofres cortamos los champiñones en láminas y los salteamos. Cortamos en rodajas el tomate y las hojas de lechuga en trozos.
  4. Marcamos a la sartén las lonchas del embutido o jamón vegano.
  5. Montamos los gofres colocando encima la lechuga, las rodajas de tomate, los champiñones salteados, el embutido y lo servimos con la salsa agridulce de cereza.

23 de septiembre de 2018

Barritas energéticas de avena y chocolate con frutos secos

La avena es uno de los ingredientes más utilizado en los desayunos y para preparar snacks saludables y saciantes. La mejor opción son las barritas energéticas, puesto que puedes personalizarlas y añadir los ingredientes que mas te gusten y, además, son muy cómodas para llevar al trabajo, colegio, gimnasio o para un picnic vegano. Estas barritas de avena y chocolate con frutos secos son muy rápidas de hacer y quedan deliciosas, perfectas para los amantes de chocolate.
 1 taza de copos de avena
 5-6 dátiles
 1 cda de crema de cacahuetes
 1 tableta de chocolate negro
 4 cdas de cacahuetes crudos
 3 cdas de uvas pasas
 1 cda de semillas de cáñamo
  1. Ponemos en remojo los dátiles en agua tibia durante 15 minutos. Pasado el tiempo de remojo los escurrimos bien.
  2. Calentamos una sartén y tostamos los copos de avena durante 3-4 minutos din dejar de remover para que no se quemen.
  3. Trituramos en la batidora los dátiles con la crema de cacahuetes hasta que quede una pasta homogénea. Si queda demasiado espesa y no se tritura bien añadimos un poco de agua.
  4. Mezclamos la avena tostada con la pasta de dátiles hasta que se integren bien los ingredientes.
  5. Cubrimos un molde cuadrado o rectangular con papel de horno y colocamos la masa de avena dentro. La nivelamos apretando con las manos o una cuchara. Una vez lista la base de las barritas, guardamos el molde en la nevera.
  6. Derretimos el chocolate el baño María o en el microondas y lo vertemos sobre la base de avena.
  7. Mezclamos los cacahuetes, las pasas y las semillas de cáñamo y las esparcimos de forma homogénea sobre el chocolate. Dejamos enfriar hasta que el chocolate quede duro.
  8. Desmoldamos la preparación y la cortamos en barritas.

21 de septiembre de 2018

Patatas Deluxe al horno con salsa Deluxe vegana

Las patatas Deluxe son una deliciosa alternativa a las patatas fritas. Se trata de patatas cortadas en forma de gajos y cocinadas con especias aromáticas hasta quedar crujientes y se han hecho famosas debido a que se sirven en la famosa cadena de comida rápida Mc Donald's. Nosotros hemos preparado nuestra versión casera con mucho sabor y aroma, más saludable, puesto que las hemos cocinado al horno. Puedes servir las patatas Deluxe con la salsa Deluxe vegana que hemos preparado a base de mayonesa vegana casera (puedes utilizar la mayonesa vegana de cualquier marca comercial), tofu y especias.
Para las patatas Deluxe:
 4 patatas grandes
 1 cda de harina de trigo
 1 cda de fécula de maíz
 1 cdta de pimentón ahumado
 1 cdta de orégano
 1 cdta de tomillo
 1 cdta de estragón
 1 cdta de ajo en polvo
 1 cdta de canela en polvo
 1/2 cdta de nuez moscada
 1 cdta de sal
 una pizca de pimienta
 un chorro de aceite de oliva

Para la salsa Deluxe vegana:
 50g de tofu
 1 yogur de soja natural
 1/2 cdta de orégano
 1/2 cdta de estragón
 1/2 cdta de eneldo
 1 cda de levadura de cerveza
 una pizca de pimienta
 1 cdta de humo líquido
 1/2 cdta de ajo en polvo
 1/2 cdta de cebolla en polvo
 1/2 cdta de sal
 3 cdas de mayonesa vegana

Para la mayonesa vegana:
 1/4 taza de leche de soja
 1/2 taza de aceite de oliva
 1 cdta de vinagre de manzana
 1 cdta de sal
  1. Lavamos bien las patatas y las cortamos en gajos. No es necesario pelarlas previamente.
  2. Colocamos las patatas en un cuenco y añadimos todas la especias, la harina y el almidón de maíz. Añadimos un buen chorro de aceite de oliva y removemos hasta que las patatas estén cubiertas de especias.
  3. Cubrimos una bandeja de horno con papel vegetal y precalentamos el horno a 180ºC. Colocamos las patatas sobre la bandeja y las horneamos durante 25-30 minutos hasta que se doren y queden crujientes.
  4. Para preparar las salsa primero preparamos la mayonesa o utilizamos una mayonesa vegana comprada de cualquier marca comercial. Para la mayonesa vertemos todos los ingredientes en la batidora y batimos hasta que la mayonesa monte y quede espesa.
  5. Para la salsa Deluxe vegana colocamos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y trituramos hasta que quede homogénea.
  6. Servimos las patatas Deluxe con la salsa Deluxe vegana.
Blogging tips