9 de mayo de 2015

Tarta vegana cuatro chocolates

La tarta se compone de 5 capas: la base, el pudding de chocolate, crocanti de almendras, mousse de chocolate y crema chantilly de chocolate. Vamos a necesitar un molde con paredes desmontables o uno de cartón de un solo uso. La receta es adaptada de CreatiVegan.net.

Para la base:
♥ 160g de galletas veganas
♥ 40g de chocolate negro 80% cacao
♥ 60ml de leche de soja

Para el pudding:
♥ 80g de chocolate negro 56-62% cacao
♥ 1 taza de leche de soja
♥ 3 cdas de azúcar
♥ 2 cdas de extracto de vainilla
♥ 2 cdas de almidón de maíz o maizena + 1/4 taza de leche de soja

Para el chocolate crujiente:
♥ 40g de chocolate negro 72-74% cacao
♥ 20g de chocolate negro 80% cacao
♥ 2 cdas de agua
♥ 1 cda de azúcar
♥ 3 cdas de crocanti de almendra o avellana

Para el mousse:
♥ 1 taza de agua
♥ 1 cda de agar agar en polvo
♥ 1,5 cdas de azúcar
♥ 1 cdta de almidón de maíz + 50ml de agua
♥ 100g de chocolate negro 56-62% cacao + 100ml de leche de soja
♥ 50ml de leche de soja
♥ 3 cdas de nata de soja para cocinar

Para la crema chantilly de chocolate para decorar:
♥ 3 tazas de leche de soja
♥ 1 cda de esencia de vainilla
♥ 1 taza de almidón de maíz o maizena
♥ 1 chorro de aceite vegetal
♥ 5 cdas de azúcar
♥ 3 cdas de cacao
♥ 40g de chocolate negro 56-62% cacao


  1. Para la base troceamos el chocolate y derretimos junto con la leche de soja o cualquier otra leche vegetal a baño maría removiendo continuamente para que no se queme. Troceamos las galletas y las trituramos en la batidora hasta que se conviertan en polvo. Incorporamos el chocolate derretido poco a poco removiendo sin parar hasta conseguir una masa arenosa. Volcamos la masa en el molde y la extendemos aplastando con una cuchara. Dejamos enfriar en la nevera.
  2. Para el pudding de chocolate ponemos la leche de soja en un cazo a fuego fuerte; cuando rompa a hervir agregamos el chocolate troceado, el azúcar y la vainilla, y bajamos el fuego a bajo. Removemos la mezcla con un batidor manual de varillas hasta que se incorporen bien todos los ingredientes. En un vaso mezclamos bien el almidón de maíz con 1/4 de taza de leche de soja. Sin dejar de remover la mezcla de chocolate, agregamos poco a poco la maizena diluida en leche. Removemos 5 minutos más hasta que la mezcla espese y tenga consistencia de natillas. Retiramos el pudding del fuego y lo vertemos en el molde con la base, alisamos la superficie y refrigeramos 2 horas.
  3. Preparamos dos ollas o boles grandes uno con el agua fría y otro con el agua caliente. Para la capa de chocolate crujiente troceamos el chocolate y lo ponemos en un bol más pequeño que las ollas que habíamos preparado a derretir al baño maría, añadimos el azúcar y seguimos removiendo hasta que se derrita bien. A continuación, ponemos el bol con el chocolate en la olla con el agua fría (sin mojar el chocolate), añadimos el agua y batimos rápidamente con un batidor manual de varillas. Cuando se incorporen bien los ingredientes, agregamos el crocante de almendras o avellanas y extendemos la mezcla sobre el pudding de chocolate que habíamos guardado en la nevera. Si el chocolate se endurece lo podemos derretir un poco al baño maría sin dejar de remover. Refrigeramos durante otros 30 minutos.
  4. Para la capa de mousse de chocolate ponemos en un cazo el agar agar y el agua y la llevamos a ebullición a fuego alto removiendo de vez en cuando. Cuando rompa a hervir bajamos el fuego a medio-bajo y dejamos cocer 3-4 minutos para que el agar se deshaga. A continuación, añadimos el azúcar y subimos el fuego a medio-alto removiendo con suavidad. Aparte, en un vaso mezclamos el agua con el almidón de maíz y lo agregamos al cazo, removemos y subimos el fuego. Debemos mantener el hervor 4-5 minutos, si se forma demasiada espuma bajamos el fuego a medio siempre manteniendo el hervor y removiendo despacio. Apartamos el cazo del fuego y dejamos enfriar 15-20 minutos hasta que se forme una gelatina irregular y viscosa. Mientras tanto, troceamos y derretimos el chocolate con 100ml de leche al baño maría removiendo constantemente. Lo apartamos del fuego y dejamos que se temple en un sitio fresco (no en la nevera). Llenamos una olla grande con agua muy fría (puedes añadir cubitos de hielo para enfriar aun más). Colocamos el recipiente en el que vamos a batir la mousse dentro de la olla con el agua y vertemos dentro la mezcla de agar agar y lo batimos un poco con las varillas o montaclaras (o una batidora normal en el caso de no tener batidora de varillas). Sin dejar de batir agregamos poco a poco la leche de soja, después la nata de soja y finalmente el chocolate que habíamos derretido antes. Vertemos la mousse en el molde y lo dejamos en la nevera durante al menos 3 horas.
  5. Para la crema chantilli vegana para decorar la tarta calentamos la leche de soja con azúcar en una olla y la llevamos a ebullición. Disolvemos la maizena en un poco de agua fría y cuando hierva la leche agregamos la fécula de maíz a la olla. Bajamos el juego a lento y vamos removiendo hasta que espese, agregamos el chocolate y removemos hasta que se derrita. Dejamos enfriar la mezcla y la batimos con un chorro de aceite vegetal hasta que quede homogénea. 
  6. Antes de servir desmoldamos la tarta, ponemos la crema de chocolate en la manga pastelera y decoramos la tarta. Espolvoreamos un poco de crocante de almendra encima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips