10 de julio de 2016

Escalivada de verano

Este plato catalán está compuesto en su totalidad por verduras y frutas, por lo que de cara al verano es una gran opción nutritiva y fácil de elaborar que resultará una delicia para el paladar ya sea para comer o para cenar. La forma ideal de elaborar este plato es utilizando brasas para un asado pero como es más usual que dispongamos de horno, lo haremos allí.


¿Por dónde empezamos?


¡La receta es tan sencilla que os sorprenderá! Lo primero que tenemos que hacer es meter todas nuestras verduras y frutas (dos berenjenas, dos pimientos, dos cebollas, dos tomates y una cabeza de ajo…) en el horno a 180 grados durante una hora y media.
Es importante añadir antes de que se asen las verduras, el aceite y la sal para que todos los ingredientes se integren totalmente.
Como los tomates tardan menos tiempo en asarse, los incorporaremos pasada una hora desde que hemos metido el resto de las verduras para que no se deshidraten. Es aconsejable perforar las berenjenas para que no suframos ningún desagradable percance cuando salgan del horno y las limpiemos (hay riesgo de que estallen).
El truco para que el plato quede perfecto está limpiar bien las verduras que ya un resto de piel puede estropear nuestra elaboración sin darnos cuenta.


Variantes con mucho éxito

La escalivada admite muchas opciones gastronómicas. Una posibilidad muy sabrosa es degustarla con un pan muy tostado con tomate (pan tumaca) o utilizar esta riquísima receta para elaborar una ensalada estival con canónigos y frutos secos.
Estas y muchas otras recetas se elaboran cada día en la Escuela de Hostelería Aranda Formación en la que se forman muchos cocineros profesionales que poco después se incorporan al mundo laboral como grandes chefs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips